sábado, 06 abril 2019 / Published in #FIC_Recuerda
En 1981, David Bradley era uno de los doce ingenieros encargados de diseñar una computadora para IBM. Como es lógico, durante el desarrollo había una gran cantidad de bugs que bloqueaban la computadora, entonces había que reiniciarlo manualmente y pasar todos los test de memoria, operación que llevaba varios minutos y desesperaba a los programadores.