México contribuye a la primera imagen de un agujero negro.

El Gran Telescopio Milimétrico “Alfonso Serrano” (GTM) de México y otros telescopios se suman al programa del Telescopio de Horizonte de Sucesos (Event Horizon Telescope en inglés) que lograron la primera foto de un agujero negro y comprueban la teoría de la relatividad de Albert Einstein.


La sombra de un agujero negro es lo más cercano a una imagen que podemos obtener del mismo agujero negro, que es un objeto completamente oscuro del cual no puede escapar la luz. La frontera del agujero negro, es decir, el horizonte de eventos -del cual el EHT toma su nombre-, es 2.5 veces más pequeña que la sombra que produce y es algo menor a 40 mil millones de kilómetros de ancho. Esta fotografía es de hace 55 millones de años, que es el tiempo que le toma a la luz emitida alcanzar nuestro planeta.

El Telescopio del Horizonte de Eventos (EHT por sus siglas en inglés), un arreglo a escala mundial de ocho radiotelescopios forjado a través de la colaboración internacional, fue diseñado para obtener imágenes de un agujero negro. Hoy, en ruedas de prensa coordinadas en todo el planeta, los investigadores del EHT revelan que han tenido éxito develando la primera evidencia visual directa de un agujero negro supermasivo y su sombra. La imagen revela el agujero negro ubicado en el centro de Messier 87, una galaxia masiva localizada en el cercano cúmulo de galaxias de Virgo. Este agujero negro se encuentra a 55 millones de años luz de la Tierra y su masa equivale a 6.5 mil millones de veces la masa del Sol.

“¡Finalmente! No más simulaciones. Están mirando por primera vez una fotografía de un agujero negro.” publica la cuenta de @ehtelescope en Twitter.

México aportó al Event Horizon Telescope con el Gran Telescopio Milimétrico “Alfonso Serrano” –
apoyado financieramente por el Conacyt-, anuncia la cuenta oficial de @Conacyt_MX.

¿Cómo lo hicieron?

El EHT utiliza una red mundial de antenas que equivale a un telescopio virtual del tamaño de nuestro planeta. Cada una de las antenas recibe y graba las ondas de radio originadas en el entorno del agujero negro, los datos se combinan y crean una imagen del horizonte de sucesos; algo que solo es posible si los telescopios están completamente sincronizados.

Large Milimetric Telescope (LMT en inglés de “Gran Telescopio Milimétrico”) de México es un proyecto binacional liderado por el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) y su socio en Estados Unidos, la Universidad de Massachusetts. Con una antena de 50 metros de diámetro es el telescopio más grande del mundo en su tipo observando a longitudes de onda milimétricas y submilimétricas. Fue una de las antenas usadas para la recolección de datos para el EHT.

Para asegurar la estabilidad, el EHT utiliza relojes atómicos con una precisión que equivale al desajuste de un segundo cada cien millones de años. La cantidad de datos grabados durante las observaciones es tan masiva que no puede transmitirse a través de Internet; en su lugar, los datos se graban en discos duros que se envían de vuelta a una gran instalación para su procesamiento, donde una supercomputadora combina los datos de todas las antenas apilándolos durante la reproducción y sincronizándolos, teniendo en cuenta el retardo de las ondas entre sí al llegar a cada una de las antenas. Cuantas más antenas se añadan al EHT, y cuanto más separadas estén entre sí, más detallada y fidedigna será la imagen del horizonte de sucesos.

Para saber más sobre cómo captaron la imagen, visita el canal de YouTube del EHT.

Fuentes: Conacyt y Muy Interesante.

Escrito por: Flavio Peiro.